Desde Kew Gardens y para el mundo: el 40% de las especies vegetales está en peligro de extinción

Mientras el fuego es noticia en Argentina, pero no es tapa ni se dice por qué pasa, salió un informe titulado “El estado mundial de las plantas 2020”, elaborado por más de 200 investigadores de 47 nacionalidades diferentes y publicado por uno de los referentes mundiales del reino vegetal: el Real Jardín Botánico de Kew. En este artículo, una breve reseña de lo expresado en dicho documento, mi punto de vista después de haber conocido semejante reservorio de flora y un anhelo de reversión.

Hace por lo menos una semana que el recuerdo de Kew Gardens está presente entre mis pensamientos como así las ganas de escribir algo sobre él, que vaya más allá de su historia y sus principales atractivos, información que puede leerse en diversos portales sobre viajes y guías para conocer Londres. Al mismo tiempo que buscaba un ‘qué’ para encarar la nota, aparece frente a mis ojos el macroestudio en el pirulo de tapa del diario Página 12, bajo el título “Amenaza”.

Se trata del cuarto informe sobre el estado de los reinos de las plantas y los hongos a nivel mundial. Los datos muestran cómo utilizamos actualmente las plantas y los hongos, qué propiedades útiles nos faltan y qué corremos el riesgo de perder si no aunamos fuerzas para preservar estos valiosos recursos. El panorama está lejos de ser alentador: el 40% de las especies de plantas del mundo está en peligro de extinción. En 2016 alcanzaba el 21%.

El informe está liberado en internet y arroja diversos títulos que investigadores, biólogos, naturalistas, científicos y divulgadores se encargarán de analizar. Se puede resumir que: 2 de cada 5 plantas se encuentran amenazadas, 723 que utilizamos para medicina están en peligro de extinción, hay 7.039 plantas comestibles que pueden cultivarse con potencial de futuros alimentos, se identifican 2.500 que podrían proporcionar energía limpia a millones de personas y se catalogaron 1.942 plantas y 1.886 hongos nuevos durante el año pasado.

Royal Botanic Gardens Kew

ARGENTINA EN LLAMAS

El norte argentino es el segundo territorio más importante en diversidad de la región después de la selva amazónica. Es en esencia una mezcla de bosques, impenetrables y selvas. Un territorio donde existe una hermosa diversidad vital que hace el suelo fértil y variado. Un territorio donde viven comunidades indígenas y también campesinas cuyas maneras de convivir respeta la naturaleza y cuando son corridas, en este caso por el desmonte y el fuego, son condenadas a vivir en la marginalidad.

En el informe se lee que “las tasas de deforestación se han disparado, a medida que limpiamos tierras para alimentar a más personas”. Esa afirmación, avivó la idea de vincular los datos arrojados por dicho estudio con la dolorosa realidad que atraviesa Argentina. No deja de sorprender que la información llegue de manera limitada y que los diarios digan que “los incendios son intencionales y se originan por colillas de cigarrillos o  fogatas mal apagadas”. Puede ser, también. Pero las tierras arrasadas son luego campos de cultivo de soja transgénica, alimento de animales que después se venden como importación. Y este modelo caducó, se fini, no va más.

Para entender un poco más lo que pasa en nuestro país hay que leer los suplementos rurales. Ahí se torna fácil comprender el patrón extractivista. Mientras se prende fuego medio país, el presidente de la Sociedad Rural se planta abiertamente en contra de la Ley de Humedales. Mientras desde el Estado liberan las retenciones a la soja, se agitan proyectos para “frenar la especulación financiera e inmobiliaria en tierras arrasadas”. A sacar propias conclusiones y decirle basta a las falsas soluciones.

Crédito: Marcelo Manera

UN OASIS EN LONDRES

Los Kew Gardens son un espacio verde impresionante, 120 hectáreas de todo tipo de plantas. A media hora de la capital británica se encuentra este oasis botánico con más de 30.000 variedades de plantas, 7 millones de especímenes conservados y una biblioteca temática de ensueño. Además, este parque cuenta con edificaciones arquitectónicas atractivas, casas donde se crean microclimas e invernaderos para alojar al 90% de los ejemplares verdes del mundo.

Como todo en Europa, data de tiempos históricos. En este caso, la historia de los jardines se remonta al S. XVII de la mano de Lord Capel John de Tewkesbury y a pies del Palacio de Richmond, residencia real en la época de Enrique VII de Inglaterra. Años después y gracias al fanatismo por raras especies de la princesa Augusta, empezó a crecer en este lugar la idea de Jardín Botánico. En 1762 finalmente se los consideró de esta manera y bajo el mandato del rey Jorge III fueron remodelados y nombrados como Parque Botánico Nacional.

Desde entonces, los Royan Botanic Gardens de Kew continuaron su desarrollo siendo escenografía de documentales, espacios de desarrollo científico y un verdadero oasis para resguardar la historia viva del planeta. En el 2003 se los consideró Patrimonio de la UNESCO y hoy en día se han convertido en uno de los atractivos para visitar, preferentemente por londinenses que buscan escapar de la rutina y del concreto, pero también por turistas que le dedican un día a este paseo.

Palm House Kew Gardens

Construcciones del 1800, inauguraciones con la realeza presente y castillos de cristal son el hogar de colecciones de bonsáis, palmeras de todo el mundo, nenúfares exóticos, plantas carnívoras, flores de todos los colores y combinaciones posibles. Un paraíso con olor a tierra mojada y clorofila, para enamorarse del reino vegetal y honrarlo.

Actualmente, una de las estructuras más nuevas de los Kew Gardens y que llama la atención de quienes lo visitan es The Hive (La Colmena). Se trata de una construcción cuyo objetivo es reproducir la forma y el funcionamiento de una colmena. Mide casi 20 metros y está equipada con tecnología de sensores, la finalidad es entender mejor la vida y la actividad de las abejas y así, generar conciencia de la importancia que tienen estos polinizadores para mantener vivas a las especies vegetales, a quienes se venera en los Kew.

Palm House Kew Gardens

EL ANHELO DE REFORESTAR

Siempre que sucede un acontecimiento tan al límite, como lo que está ocurriendo en Argentina y también en otros rincones del mundo en relación a la deforestación masiva y a las quemas de enormes porciones de tierra viva, parecen ser momentos donde nos preguntamos por los modos en los que construimos como sociedad la realidad. Nos horrorizamos unos instantes, mientras dura la noticia, y poco más.

¿No estaría buenísimo hacer algo más? Las organizaciones que militan la ecología son afortunadamente muchas y tomar acción es clave. Sumarse a espacios de debate y organización, generar una huerta en el patio trasero de casa, comer menos carne, desenchufar electrodomésticos, abandonar el uso de material desechable, pasarse al shampoo sólido, todo suma pero nada revierte.

Royal Botanic Gardens Kew

Las pequeñas acciones nos hacen coherentes pero lo cierto es que la diferencia se hace a nivel macro, político, debe venir de los lugares donde se toman las decisiones. Del informe se desprende que es necesario acelerar el ritmo de identificación de especies, es una carrera contrareloj y para eso se precisa financiación.

También, existen deficiencias en las estrategias de plantación de árboles en las ciudades: según el macroestudio solo una pequeña cantidad de especies y géneros dominan los paisajes de árboles urbanos. Casi el 80% pertenecen a sólo 8 géneros. Esta baja diversidad los hace vulnerables a las sequías, plagas y enfermedades.

De la mano de la publicación del informe, desde los Kew Gardens realizarán un simposio online donde se busca reunir a científicos del mundo, representantes de diversas industrias y responsables del sector político internacional para discutir acciones para proteger y utilizar de manera sostenible la biodiversidad de plantas y hongos del mundo en beneficio de las personas y del planeta.

Camino al RBG

¿No es la reforestación de bosques y selvas una acción necesaria? ¿No deberían ir en esa línea las medidas a tomar por los Estados? No sé por dónde pasa la solución a este flagelo pero sí sé que este modelo de producción y consumo es la causa principal de los incendios forestales, de la instalación de proyectos en sintonía con el extractivismo en humedales y otros sectores. Es la causa del avance de la frontera agrícola y el desmonte de bosques nativos y además, se lleva puestas a las economías regionales.

Nota al pié: Este artículo no tiene por objetivo comparar modelos de país ni mucho menos. Sólo recojo el informe elaborado por New Phytologist Fundation y publicado por RBG Kew como referencia y explicación científica.

6 comentarios en “Desde Kew Gardens y para el mundo: el 40% de las especies vegetales está en peligro de extinción”

  1. Avatar

    Excelente tu artículo Melisa, para pensar muchas cosas, en especial cómo cambiar nuestras acciones individuales, ya que mucho no se puede hacer contra los grandes poderes. Pero bueno, si cada uno empieza por cambios aunque sean pequeños, tal vez podamos lograr algo. Gracias!

  2. Avatar

    Terrible lo que esta pasando en Argentina con la quema intencional. Nadie dice quienes son, aunque todos los nombran. Excelente la comparacion con los jardines de la Reina en Londres. Gracias Meli por vos y tu blog.

    1. Melisa Morini

      Gracias Toia a vos por estar del otro lado! Terrible. También hay otros lugares en la misma sintonía, partes de Australia, Estados Unidos y Portugal, por ejemplo.. en algunos lugares son intencionales en otros el cambio climático y las sequías está haciendo estragos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *